Web Oficial
Twitter
Youtube
Facebook
Instagram
Contratación

"La Duda" (con Emiliano Brancciari de No Te Va Gustar) [Single]

Comprar



"X" (Single)

Comprar



"Palabras Forman Caos"

Comprar



"Mi Pena y mi Suerte" (Single)

Comprar



"Las Que Faltaron" (con Rebeca Lane) [Single]

Comprar



"Kristal Kolpatuak" (Single)

Comprar



"Nuberu" (con Desakato) [Single]

Comprar



"La Última Vez que te Escucho"

Comprar



"Nos Deben una Vida"

Comprar



"Ya Te Llamaremos" (Single)

Comprar



"No Se Vende" (La Rana Mariana, Atupa, La Peluquera, DJ Nano, Ángel Vela) [Single]

Comprar



"Música Basura"

Comprar

 

En noviembre de 2019, coincidiendo con su X aniversario, Mafalda cumplió uno de sus sueños como grupo visitando América y actuando por primavera vez en Argentina y Chile. Pasearon por sus calles, forjaron lazos infinitos de amistad, compartieron su música y también sus luchas.

Unos meses después, como si de un diario de viaje se tratase, todas esas vivencias y recuerdos inolvidables han quedado inmortalizados en forma de canciones.

2020, el año en que el virus ha parado el mundo, también ha truncado los planes de Mafalda, cancelando su gira española y mexicana. En este contexto de incertidumbre, la banda recurre a Emi de No Te Va Gustar, con quien comparten sus dudas y angustias y les dan salida en la canción “La duda”. Vivir con miedo al desplome de las bolsas, vivir con miedo de saber qué decidirán para tu futuro, vivir sin saber si contestará y qué contestará. No saber, no tener claro, encogerse de hombros como práctica habitual, enfadarse, reconciliarse… Todas tenemos ese diablillo susurrándonos en la oreja.

A través de este nuevo single y de otro que todavía está por llegar, agrupados bajo el título “A 10 minutos”, Mafalda explora nuevas sonoridades, demostrando que están en constante crecimiento y cómo se van enriqueciendo de sus propias vivencias.

Como un viaje de ida y vuelta, estas canciones pretenden devolver, a través de la música, todo eso que se trajeron a casa y ya forma parte de elles, manteniendo la llama intacta mientras esperan, con ansias, volver a cruzar el océano.